27.3.12

Matrioska

Hace unos días estuve de reuniones en Girona y aproveché para ver a mi prima que está estudiando biología en la ciudad. Andando por la calle pasamos por una tienda de la cadena Casa (desconocida para mí hasta el momento) y me dijo: yo que tú entraba porque esa tienda es estilo tú. Con más curiosidad por saber mi estilo que por la tienda entré y, efectivamente, me enamoré de toda clase de cosas preciosas que en el fondo no se necesitan para nada. Tras varias vueltas encontré un cuadrito de una matrioska que llevaba los pinceles y la pintura preparados. Les tengo devoción a estas muñequitas rusas (y costaba 4€), así que la decisión fue instantánea.

Para todo el que esté enganchado a la preparación (y degustación) de cupcakes, en estas tiendas tienen muchas cosas a buen precio como moldes, botes, libros, bandejas...
A veces, cuando vamos muy liados por el trabajo, apetece vaciar la mente y desconectar. Con este cuadro te pasa un poco lo mismo que ocurre cuando pintas mandalas. Vuelves a pintar con la ilusión de un niño, olvidando los problemas y con la única preocupación de no salirte de la línea. ¡Y éste es el resultado!

matrioska pintada por una servidora









Un saludo y ánimos para la semana,
alba

1 comentario:

  1. IMPRESSIONANT!!!

    Quan arribi me'n faràs una???
    Vaaa que volem més, volem més!!!!!

    Muà!!!
    Anna

    ResponderEliminar