1.10.12

vestidos de cocina


Hace días que no subo nada pero eso no significa ni mucho menos ¡que haya estado parada! Sigo con la avalancha de bebés que se empeñan en nacer cuando tu justo estás más agobiada de trabajo. Trataré de hacer fotos a lo que pueda, pero es que cuando lo tengo terminado me dan tantas ganas de regalarlo que ni lo pienso.

En fin, os dejo hoy con los súper trapos que me regaló mi prima pequeña (Gràcies Laura) y que en la cocina van de maravilla. Sé que es medio trampa porque no los he hecho yo pero oye...yo os lo enseño para daros ideas. Además se va aproximando la navidad y algún detallito de última hora siempre sale.

El cuerpo del trapo es tela de toalla y la parte de arriba son retales de tela que hacen la función de camiseta. En su caso se curró un montón los botoncitos y una de los dos paños tiene hasta una etiqueta con un nombre ficticio. Es que mi prima es una crack. Las tiras para colgarlo parecen una tontería pero van genial para tenerlo en los pomos de los armarios más altos de la cocina.

El tema de los colores y las telas ya va a gusto de la consumidora o, en este caso, de la costurera.

Saludos y ánimos para la semana ;)




No hay comentarios:

Publicar un comentario